El Aperitivo #5: Pueblos de locos con guerras impensables y ciudades que aparecen de la nada

Tiempo de lectura 3 minutos
Resultado de imagen de monte porzio catone
Hoy el pelotón ha recorrido una zona conocida como Castillos de Roma repleta de pequeños pueblos.

Durante la primera parte de esta quinta etapa el pelotón ha recorrido algunos pequeños pueblos de la provincia de Roma. Zona famosa por ser lugar de vacaciones para nobles y altos cargos de la iglesia a lo largo de la historia. Muchas de estas localidades tienen historias más que curiosas y en el aperitivo de hoy traemos algunas de ellas.

Autor del texto original Umberto P. MartinezVisítalo aquí.

¡Escucha #ElApertivo en nuestro podcast especial #GiroACDP! Min. 47:00

El primer pueblo del que os vamos a hablar es Monte Porzio Catone, cuyos habitantes son llamados los “Locos”. En Frascati, que ya deberías conocer bien por el Aperitivo de ayer, se dice que un día los Monteporzianos buscaron de cubrir el sol para que no llegara a sus vecinos de Frascati. Para tan ingenua idea, prepararon una enorme tela que pretendían usar como tienda.

Seguramente sea solo una leyenda, como aquella que dice que los habitantes de Monte Porzio durante la primera guerra mundial enviaron certificados médicos falsos en los que alegaban locura para no ser reclutados. Pero lo que no es una leyenda es que el Ayuntamiento de Monte Porzio está todavía, oficialmente, en guerra con el Imperio Austro-húngaro desde el año 1915. 

Nadie se ha interesado mucho en este documento, que se depositó en el ayuntamiento de Monte Porzio y claro, tampoco nadie, ha depositado uno nuevo para cesar la declaración de guerra, entre este pequeño pueblo de la región romana y todo un imperio.

Otro de los pueblos por lo que ha pasado el pelotón hoy es Rocca di Pappa que tiene una curiosa historia de independencia. En el siglo nueve se declararon República con una independencia del Estado Pontificio que nunca ha sido aceptada pero tampoco revocada y que sus habitantes lucen con cierto orgullo.

La etapa de hoy también ha pasado por la ciudad de Latina de la que nos gustaría contar su breve historia. Pese a que su nombre da a entender que es de orígenes romanos, la ciudad se fundó el siglo pasado durante la dictadura fascista. Latina la creó Mussolini en medio de la nada, su arquitectura es un ejemplo de la idea que tenían los fascistas sobre las ciudades. Edificios con poco detalle, blancos y con una plaza como epicentro,conjugando la tradición con su propia tendencia. Latina no es la ciudad más bonita para visitar, aunque eso sí, muy curiosa.

Llegados a este punto nosotros nos despedimos tomando un aperitivo con vistas al mar en la ciudad de llegada, Terracina preparando la religiosa etapa de mañana.

La caravana del Giro llega a la costa del Mar Tirreno en esta 5ª etapa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.